ver publicidad banner
banner

Martes, 20 de agosto de 2019

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Miércoles, 8 de Febrero de 2017

La tarificación dinámica de MariElla Labels ayuda a hacer frente a los cambios de comportamiento de los consumidores

Agata Sadowska, Vicepresidenta encargada de Ventas y Proyectos en MariElla Labels, el fabricante de etiquetado electrónico, da su opinión sobre el entorno cambiante de la venta al por menor en el sector de la moda y explica cuáles son los beneficios de los precios dinámicos frente a los cambios de comportamiento del consumidor.

Agata Sadowska, Vicepresidenta encargada de Ventas y Proyectos en MariElla Labels La tarificación dinámica de MariElla Labels ayuda a hacer frente a los cambios de comportamiento de los consumidores La tarificación dinámica de MariElla Labels ayuda a hacer frente a los cambios de comportamiento de los consumidores

El comercio de la moda ha tenido que adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo. Hoy en día, cualquier negocio exitoso en el mundo de la moda combina las tecnologías digitales con sus tiendas físicas para tener un espacio de venta en línea también. Y los distribuidores que quieren prosperar, son conscientes de que solo lo conseguirán si son capaces de identificar el recorrido elegido por sus clientes en línea y personalizar la oferta.
 
La venta al por menor se ha enfrentado a cambios radicales en los últimos años: las tiendas de moda de éxito, por ejemplo, son muy diferentes de las de hace una década, ya que tuvieron que adaptarse al cambio de comportamiento de una clientela que, en el siglo XXI, tiene más prisa que nunca. Se espera otros cambios y, para hacer frente a esta situación, las nuevas tecnologías digitales ayudan a los minoristas mantener el rumbo.
 
Una competencia feroz
 
"La industria de la moda ha sido siempre muy competitiva. En la era del comercio electrónico y de las redes sociales, los clientes y sus cambios de comportamiento desafían constantemente los comerciantes de ese sector. Nuevas tácticas son necesarias para que las marcas puedan atraer y retener a los clientes", dice Agata Sadowska.
 
Algunos distribuidores - ya sean forzados o para renovar su marca - han decidido centrarse en un concepto de tienda y de marca que va más allá de la simple promoción de la ropa en venta e incluyen todo un estilo de vida que corresponde a la clientela meta. "El recorrido realizado por el cliente, identificable en las plataformas digitales, a través de los diferentes canales y puntos de contacto son ahora la clave del éxito", explica la jefa de ventas en MariElla.
 
Según la Sra. Sadowska, la metamorfosis de la industria de la moda no tiene ser temida, sino ser percibida por los distribuidores como "una oportunidad para sobresalir." "Las tiendas físicas tienen su razón de ser y deben permanecer. Que hablemos de tiendas 'buque insignia' de una marca, presentando sus últimos conceptos, diseños y tecnologías, o de tiendas efímeras con contratos de arrendamiento a corto plazo y artículos de la temporada anterior, el objetivo es estar cerca del cliente y sus necesidades", subraya.
 
Personalizar la oferta 
La diferencia más evidente con la década previa es que la explotación de múltiples canales se ha convertido en el eje central de la estrategia de venta de muchas tiendas de moda. Sin embargo, no se trata solamente de disponer de varios canales de comercio pero de combinar de manera óptima los diferentes canales y plataformas. "Los consumidores de hoy pasan muy a menudo, y de forma inconsciente, de un canal a otro," observa Agata Sadowska que destaca que "si el comportamiento de un cliente puede ser identificado y seguido a través de los diferentes canales, su recorrido puede ser personalizado”. El consumidor beneficia así de ofertas, consejos de estilo de vida, venta cruzada y promociones locales.
 
"Como los clientes no distinguen entre los canales, quieren encontrar los mismos productos, precios, servicios y promociones, ya sea en línea, en la tienda o en sus teléfonos móviles. Por tanto, es esencial que los minoristas del mundo de la moda mantengan una coherencia a través de todos sus canales de comunicación", asegura la jefa de ventas.
 
Un enorme potencial 
En su opinión, el principal reto para muchos minoristas es mantener esa consistencia en las tiendas físicas. Lo que se puede hacer con un simple clic en línea requiere un esfuerzo manual en las tiendas, lo que limita la frecuencia y el alcance de los cambios, ya que esos implican que los empleados del almacén se  desvíen de las tareas de valor añadido en contacto con la clientela.

"Cada vez más proveedores de servicios se basan en la lógica de la dinámica de precios, estabilizando la demanda entre las horas pico. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que los clientes pidan esto para los bienes de consumo también. El potencial es enorme, ya que los precios pueden ser adaptados en función de la demanda, el tiempo o la popularidad de las redes sociales", señala Agata Sadowska.
 
Precios automáticamente actualizados 
Las etiquetas digitales constituyen un muy buen ejemplo: integrándose fácilmente a los sistemas tradicionales y atándose simplemente a la ropa en venta, permiten la actualización automática de los precios. La tarificación es así consistente porque los precios dinámicos - que antes sólo podían ocurrir de forma instantánea en línea - ahora ocurren también en la tienda.
 
El sector es cada vez más consciente de que las soluciones digitales permiten optimizar las operaciones en el almacén. Por lo tanto, los minoristas del mundo de la moda intentan cada vez más adoptar tecnologías que mejoren la gestión del inventario, la precisión y la trazabilidad.

El inventario en tiempo real 
"La industria de la moda funciona de manera más rápida que nunca", afirma Agata Sadowska. "En consecuencia, la gestión del inventario se debe hacer de manera más eficaz, con gran precisión, si queremos maximizar los ingresos y los beneficios." Mejorar la gestión de los inventarios permite concretamente acelerar los "plazos de entrega" a través de reposiciones diarias, nuevos pedidos y transferencias entre las compañías.
 
"Los inventarios dos veces al año y las ventas de temporada ya no son suficientes", advierte la Sra. Sadowska. "Ahora es necesario conocer en tiempo real el estado del inventario con el fin de vender más. Con unas soluciones tecnológicas que permiten hacerse una idea precisa de inmediato, los distribuidores pueden anticipar mejor las necesidades."
 
Si quieren poder afrontar esos nuevos desafíos, los distribuidores deben, por tanto, recurrir a estas soluciones innovadoras. "Ir de compras es como un juego - debe ser divertido, rápido, personalizado y siempre diferente", concluye Agata Sadowska.
 

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies