ver publicidad banner
banner

Lunes, 21 de octubre de 2019

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Jueves, 20 de Septiembre de 2018

SFA desmiente que Los Angeles haya prohibido la venta de artículos de piel

La asociación española de peletería reconoce que lo que se ha aprobado es la redacción de un borrador, que podría convertirse en propuesta, pendiente de su aprobación definitiva, pero alega que "la Federación Internacional de la Piel (IFF) y el Consejo de Información de la Piel de América están respondiendo a la situación de Los Ángeles de forma muy clara".

La Secretaria General de Spanish Fur Association (SFA), Rocío Mínguez, ha remitido un documento a diferentes medios de comunicación donde desmiente, categóricamente que "no es cierto que se haya prohibido ya la comercialización de la piel ni que vaya a entrar en vigor en 2020" en la Ciudad de Los Ángeles. 

El desmentido de la SFA sale al paso a raíz de lo publicado ayer en algunos diarios y medios de comunicación, que aseguraban que las peleterías y establecimientos de artículos de piel tenían que vender sus stocks actuales hasta el 1 de enero de 2020, fecha en la que entraba en vigor la mencionada prohibición, a raíz de la pohibición que establecía una ordenanza municipal aprobada por el Concejo municipal de Los Angeles. 

La noticia ha casuado un gran revuelo, pero la portavoz de la SFA alerta que ello se debe a un error por parte de algunos medios, que "no están redactando correctamente" la información. Por ello, dice, "la Ciudad de Los Ángeles no ha promulgado una prohibición de pieles, sino que le ha pedido al Fiscal de la ciudad que redacte un proyecto de ley que aún deberá presentarse ante el pleno del Consejo y debatirse. Hay una diferencia significativa. Una vez que la propuesta de ley sea redactada y debatida por el Consejo Municipal, aún podría ser enmendada y cambiada considerablemente, por lo que no se puede estar hablando de la confirmación de algo que es simplemente una propuesta", asegura Rocío Mínguez.

Concretamente, dicha propuesta, aprobada el pasado martes 17 de septiembre, a instancias de los concejales Bob Blumenfield y Paul Koretz haría referencía específica a las prendas confeccionadas específicamente con pieles finas como el mink o el visón. Eso sí, lo que se ha aprobado es la redacción de un borrador de legislación. No obstante, aun siendo redactado, presentado y aprobado este borrador, el veto definitivo no tendría validez hasta que no se convierta realmente en una ordenanza redactada por parte de la Fiscalía de la ciudad y aprobada finalmente por el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

En caso de prosperar la medida, ésta se aplicaría a todo tipo de artículo producido con piel de pelo largo o piel fina, ya sea confección, como marroquinería, bolsos o apliques o detalles en todo tipo de artículos. La medida no afectaría, sin embargo, a los artículos confeccionados con cuero de vaca y oveja.

Concretamente, se estima que la medida afectaría de forma directa a 50 tiendas de Los Angeles, que facturan unos 40 millones de dólares anuales. Otra cosa, sin embargo, sería el significado que tal medida tendría a nivel internacional.

No hay que olvidar tampoco que en Estados Unidos el sector de las pieles emplea a más de un millón de personas y supone un negocio de casi 36.000 millones de dólares

Mientras tanto, asegura la SFA, "la Federación Internacional de la Piel (IFF) y el Consejo de Información de la Piel de América están respondiendo a la situación de Los Ángeles de forma muy clara", asegura Mínguez.

En esta línea, explica, "durante más de 40 años, grupos como PETA y HSUS han trabajado arduamente para convencer a los consumidores que dejen de comprar pieles” ha dicho Keith Kaplan, del Consejo de Información de la Piel de América. “Sin embargo, el consumidor sigue comprando piel. Este grupo de activistas que han pedido la prohibición de la comercialización de la piel va en contra de la libre elección de las personas a elegir qué comprar o no, asumiendo que los consumidores no son lo suficientemente inteligentes ni considerados para tomar una decisión por sí mismos”.

Asimismo, “los activistas americanos están usando mentiras, estudios defectuosos y acusaciones falsas, ya que quienes proponen la prohibición no se han acercado de manera proactiva a la industria peletera para aprender sobre el alto bienestar animal y las normas ambientales vigentes. Tampoco han aprendido sobre la sostenibilidad de una manera significativa ", comentan Nancy Daigneault y Mark Oaten de la Federación Internacional de Piel. "Ésta es una pendiente resbaladiza: Hoy es el Pelo y mañana serán el cuero, la lana y la seda. Las campañas contra estos productos también han comenzado ". continúa Nancy Daigneault.

Para Mínguez, "desde las distintas asociaciones de peletería del mundo se insiste en el respecto a la elección personal de cada individuo. Lo mismo que hay que respetar a quien elige libremente ser vegano, hay que respetar a quien consume carne. Y esto mismo llevado al ámbito de la moda y comercio. Respetamos a quien no quiera comprar piel natural, pero no se puede prohibir el uso de quien sí quiere comprarla. Y más si tenemos en cuenta que la piel falsa que estos activistas tanto defienden, no deja de ser plástico y mucho más perjudicial para el medioambiente".

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies