ver publicidad banner
banner

Lunes, 9 de diciembre de 2019

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Pablo Isla anticipa la estrategia hacia la sostenibilidad global de Inditex

● Isla ha subrayado que “la cultura de diversidad, innovación y creatividad de todo el equipo de Inditex impulsa la sostenibilidad y la innovación como valores de futuro”.
● Pablo Isla ha centrado su presentación de la Junta General de Accionistas en dos ejes estratégicos fundamentales: la transformación digital y la transformación sostenible de la Compañía.
● El presidente del Grupo anuncia que, antes de 2025, el 100% del algodón, el lino y el poliéster que utilicen las ocho marcas del Grupo será orgánico, sostenible o reciclado.
● En el año 2020 se eliminará por completo el uso de bolsas de plástico, algo que ya ocurre en Zara, Zara Home, Massimo Dutti y Uterqüe. En 2023 se habrán eliminado totalmente los plásticos de un solo uso para clientes.
● El número de prendas bajo la etiqueta de excelencia medioambiental Join Life crecerá más del 100% en 2019 y representará más del 25% del total en 2020.
● “La sostenibilidad es una tarea constante en la que estamos implicados todos los que formamos parte de Inditex y en la que estamos involucrando con éxito a todos nuestros proveedores”, ha señalado el presidente del Grupo.
● La Junta ha aprobado la nueva política de dividendos. El dividendo total con cargo a 2018 será de 0,88 euros por acción, un 17% más que el año anterior. En los últimos cinco años, el dividendo por acción aumentó un 83%.

La Junta General de Accionistas de Inditex, reunida hoy en su sede en Arteixo (A Coruña), ha aprobado los resultados del ejercicio 2018, en el que las ventas del Grupo alcanzaron los 26.145 millones de euros, con crecimientos en todas las áreas geográficas donde opera, así como en la venta online, que representa el 12% del total, con un crecimiento del 27% en el ejercicio. El beneficio se situó en 3.444 millones. Los resultados permiten una retribución a los accionistas de 0’88 euros por acción, lo que representa un aumento del 17% con respecto al ejercicio anterior y del 83% en los últimos cinco años.

En su intervención ante la Junta, el presidente de Inditex, Pablo Isla, adelantó a los accionistas diversos objetivos que la Compañía se ha marcado entre los años 2019 y 2025 que persiguen conseguir un ciclo de sostenibilidad global.

“Nuestra transformación digital y el avance decidido hacia los más exigentes estándares de sostenibilidad son complementarios y están acompañados de la eficiencia de nuestro modelo de negocio, que se basa en ofrecer a los clientes la mejor moda de calidad”, remarcó Isla. Recordó, asimismo, que “la sostenibilidad es una tarea constante en la que estamos implicados todos los que formamos parte de Inditex, y en la que estamos involucrando con éxito a todos nuestros proveedores; aspiramos a ejercer un papel transformador en la industria”, subrayó.

Entre estos objetivos destaca el hecho de que antes de 2025 el 100% del algodón, el lino y el poliéster utilizados en la elaboración de sus prendas sean orgánicos, más sostenibles o reciclados. El algodón, el lino y el poliéster representan, junto a la viscosa —que alcanzará estos objetivos en 2023—, el 90% de la materia prima adquirida por el Grupo. Además, para esa misma fecha, el 80% de la energía consumida por el Grupo en todas sus instalaciones (sedes, logística y tiendas) provendrá de fuentes renovables.

Si se repasan los objetivos anunciados, para 2019 la Compañía tendrá todas las plataformas y sedes con la máxima garantía de ecoeficiencia y el 100% de las tiendas de Zara será ya eco-eficiente, con un año de adelanto sobre el objetivo fijado. Asimismo, a partir de septiembre, el servicio de recogida de prendas a domicilio para fines benéficos, actualmente implantado en diversas ciudades de España y China, se ampliará a París, Londres y Nueva York.

Para 2020, quedará completado otro de los programas más ambiciosos planteados por la Compañía, como era disponer de una plataforma plenamente sostenible de tiendas. Zara lo habrá culminado en 2019 y el resto de los formatos lo hará en 2020, gracias al intenso proceso de optimización del espacio comercial y de transformación digital de la Compañía.

En la misma fecha, las prendas ‘Join Life’ del grupo alcanzarán más del 25% del total. ‘Join Life’ es la etiqueta de todos los formatos del Grupo por la que se destaca el uso de las materias primas más sostenibles como el algodón orgánico, el poliéster reciclado o el Tencel TM Lyocell, al tiempo que prioriza aquellos procesos que son más eficientes en el uso de agua y energía.

De hecho, en 2018 la Compañía ha registrado un incremento del 85% en la comercialización de prendas con la etiqueta Join Life , hasta alcanzar los 136 millones de prendas. En 2019 registrará otro notable impulso, del 110%, y en 2020 una de cada cuatro unidades tendrá esta máxima categoría de sostenibilidad.

También en 2020 todos los formatos del Grupo habrán suprimido las bolsas de plástico, tal y como ya han hecho Zara, Zara Home, Massimo Dutti y Uterqüe. Actualmente, el volumen de bolsas de plástico respecto al total entregado es ya inferior al 18%.

Para esa misma fecha, todas las tiendas del Grupo contarán con contenedores para la recogida de prendas usadas, lo que permitirá seguir impulsando el Programa de Recogida, que selecciona ropa para su reutilización con fines benéficos o reciclaje, uno de los pilares más importantes del modelo económico circular propuesto por la Compañía.

El programa está presente en 24 mercados con 1.382 contenedores instalados en tienda, además de a través servicio de recogida a domicilio en toda España y de los 2.000 contenedores de calle instalados en España en colaboración con Cáritas. Desde el inicio de esta iniciativa, se han recogido más de 34.000 toneladas de prendas, calzado y complementos a través de contenedores específicos en tiendas, oficinas y centros logísticos de la Compañía.

Complemento importante de este programa es la apuesta por la Investigación de nuevas tecnologías que permitan el desarrollo de nuevos procesos de reciclaje. En este sentido, el presidente destacó la ampliación de la colaboración con el Massachusetts Institute of Technology (MIT), en virtud a un convenio de 4 millones de dólares orientado a retos globales en cuestiones operacionales y de sostenibilidad y que apoya la investigación para la mejora del reciclaje textil y la recuperación de fibras a partir de tecnologías limpias.

Para 2023, la Compañía eliminará completamente los plásticos de un solo uso que llegan al cliente y no habrá ningún residuo desechado desde ninguna de las sedes, centros logísticos o tiendas del Grupo, ya que estará destinado a su reciclaje o reutilización total.

En la actualidad, la Compañía recicla o reutiliza ya el 88% de sus residuos, a través del Programa Zero Waste , cuyo objetivo es no tener ningún residuo antes de 2023. Para ello, se seguirán implantando sistemas de recogida y reciclaje de todos los materiales utilizados en la distribución de paquetería y prenda colgada (principalmente cajas de cartón FSC, plástico reciclado y reciclable, alarmas y perchas), para su reutilización en la propia cadena de suministro o para su reciclaje, dentro del denominado Programa Green to Pack.

También en 2023, la viscosa, otra de las materias primas más utilizadas, será 100% sostenible, en línea con el objetivo compartido con Changing Markets, vinculado además a una cadena de aprovisionamiento que habrá terminado de incorporar en esa fecha las mejores recomendaciones medioambientales.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y SOSTENIBLE
“La transformación digital y sostenible sólo es posible gracias al sólido desempeño operativo del modelo de negocio, que nos permite obtener los recursos necesarios para reinvertir en el futuro de la Compañía”, explicó Isla ante los accionistas. En este sentido, recordó que, en los últimos seis años, la Compañía ha realizado una inversión superior a los 9.000 millones de euros, de los que más de 2.000 millones se han destinado a la incorporación de tecnología orientada a la experiencia del cliente.

El crecimiento de la superficie comercial del 5% en 2018 sigue acompañado por la apuesta por espacios más grandes, con más tecnología para la integración digital y para la ecoeficiencia. En los últimos seis años, la Compañía ha desarrollado una intensa renovación del parque de tiendas, con 3.364 aperturas brutas, 2.374 reformas, 1.019 ampliaciones y la absorción de 1.401 unidades más antiguas y pequeñas en su área de influencia. “Gracias a ello, ofrecemos a nuestros clientes una experiencia integrada y única, en la que pueden intercambiar tienda y online en cada paso y dependiendo del momento”, recordó.

EXPANSIÓN DE LA PLATAFORMA ONLINE
Esta constante actualización se ve acompañada además por la notable expansión de la plataforma online de la Compañía y con el objetivo anunciado por el presidente de que las propuestas de moda de todas las marcas del Grupo estén disponibles en todo el mundo en 2020. En este sentido, las colecciones de Zara ya están disponibles en más de 200 mercados, tras el lanzamiento de la tienda global zara.com/ww en 106 mercados en que la enseña no cuenta con tienda física. En la actualidad, Massimo Dutti, Pull&Bear, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe también cuentan con esta tienda global, elevando en más de un centenar los mercados a los que ya dirigen sus propuestas.

La profundización en la integración de tiendas y online, visible a través de la introducción de las últimas tecnologías y servicios orientados al cliente, sirvió a Isla para explicar “el sólido modelo” del Grupo, que acumula un crecimiento de las ventas del 56% en los últimos cinco años, con saldos positivos en todas las regiones.

A cierre de ejercicio, integraban el Grupo más de 174.000 personas en todo el mundo, que representan a 154 nacionalidades. Una plantilla que comparte “una cultura de humildad, diversidad, creatividad, innovación y permanente inconformismo”, destacó el presidente.

Con cargo al Ejercicio 2018, Inditex ha repartido entre quienes la integran 619 millones de euros en primas y retribuciones variables que se añaden a sus salarios, alcanzando un total de 4.136 millones de euros en concepto de remuneración salarial.

El pasado mes de abril se abonaron 32 millones de euros correspondientes al segundo ciclo del plan 2017-2018 de participación en el crecimiento de los beneficios, entre las aproximadamente 92.000 personas que, a 31 de marzo de 2019, tenían una antigüedad de al menos dos años en la Compañía. En total, se han distribuido 152 millones de euros a lo largo de los cuatro años de vigencia de estos planes.

En 2019, han entrado en vigor nuevos planes con objetivos vinculados al incremento de las ventas en cada tienda específica, en el caso de los equipos de tienda, y de la rentabilidad, en el caso del personal de servicios centrales y logística.

CONTRIBUCIÓN FISCAL
Por último, Isla detalló el efecto tractor económico que ejerce la Compañía en todo el mundo y, en particular, en España, como reflejo de la actividad de sus sedes centrales. En 2018, la contribución fiscal total de Inditex superó los 6.166 millones de euros, de los que 1.692 millones fueron en España. La tasa efectiva del impuesto de sociedades volvió a superar el 22%.

Asimismo, en España cerca de 7.500 proveedores facturaron a Inditex más de 5.000 millones de euros en 2018. De esta forma, la facturación global a Inditex de los proveedores españoles en los últimos cinco años asciende a más de 23.000 millones de euros.

El presidente de Inditex destacó también los más de 2.400.000 beneficiarios directos de los programas de inversión social a los que Inditex contribuyó en 2018, con una aportación de 46,2 millones.

ACUERDOS DE LA JUNTA DE ACCIONISTAS
Además de las cuentas de 2018, la Junta de Accionistas de Inditex aprobó la reelección del presidente ejecutivo, Pablo Isla, como consejero. Igualmente aprobó la reelección como consejeros de Amancio Ortega, José Luis Durán y Emilio Saracho, y la elección de Carlos Crespo como nuevo consejero. Posteriormente, el Consejo de Administración procedió a nombrar a Carlos Crespo consejero delegado.

Asimismo, aprobó la creación de la nueva Comisión de Sostenibilidad del Consejo de Administración y la ampliación del número de consejeros a 11 miembros, por lo que en el futuro se designará un nuevo consejero independiente.

También fue aprobada la nueva política de dividendo. Por una parte, el payout ordinario se incrementa del 50% hasta el 60% del beneficio. Por otra parte, la sociedad repartirá, como dividendo extraordinario total, 1 euro por acción a repartir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

De esta forma, con cargo a 2018 se aprobó el reparto de 0,88 euros por acción (un 17% más que el ejercicio anterior), 0,44 de los cuales se han distribuido el 2 de mayo, y los restantes 0,44 se entregarán el 4 de noviembre como dividendo ordinario complementario y dividendo extraordinario.

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies