ver publicidad banner
banner

Miércoles, 26 de febrero de 2020

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Martes, 10 de Abril de 2018

Nike rinde homenaje con la colección Art of a Champion a 16 grandes estrellas del baloncesto

16 interpretaciones artísticas para 16 actuaciones memorables realizadas por 16 grandes campeones del baloncesto y las zapatillas que llevaban durante esas actuaciones.

Dieciséis. Este es el número al que aspiran todos los jugadores de la NBA, la diferencia entre conseguir la inmortalidad en el baloncesto o lamentarse durante toda la vida por lo que pudo haber sido y no fue. Aunque el camino hacia la gloria es diferente para cada jugador, son 16 victorias vitales en los playoffs las que se interponen entre cada uno de ellos y el objetivo final. Para alcanzar ese mágico número 16 se debe estar a la altura de las circunstancias en momentos que los aficionados a la canasta nunca olvidarán. Para algunos, es un momento único que dura apenas un segundo. Para otros, son los 48 minutos del partido.

Estos son algunos de los momentos (sin ningún orden concreto) que han consolidado a los miembros de la gran familia de NIKE, Inc. entre la realeza del baloncesto. Aunque no todos significaron la consecución de un título, cada uno de ellos es una parte intrínseca de la trayectoria del jugador hacia la gloria. Y para los 14, la metáfora del número 16 es real.

30 de abril de 2006 La “Mentalidad Mamba” de Kobe Bryant es un instinto asesino que quedó perfectamente plasmado cuando destrozó totalmente a Phoenix en el 4º partido de los playoffs. Echándose a todo el equipo de los Lakers a sus espaldas, y con las Kobe 1 en sus pies, simplemente se negó a ser derrotado. Perdiendo por dos puntos, una bandeja de Kobe a pie cambiado y desequilibrado después de un contraataque llevó el partido a la prórroga, donde, perdiendo por un punto, evitó que el balón saliera de la cancha después de un salto entre dos, avanzó hacia la derecha y clavó la canasta ganadora con dos defensores encima antes de que sonara la bocina.

6 de junio de 1984 En el 4º partido de la final de la NBA, el jugador de Boston Kevin McHale provocó una pelea después de placar a Kurt Rambis de Los Ángeles cuando éste se disponía a machacar en un contraataque. Aunque utilizaba unas Converse Fastbreaks, dejó claro tanto a sus compañeros de equipo como a sus alterados rivales que la lucha por el campeonato no admitía treguas. La ironía se percibía tan espesa que podría haber sido un bigote de los años 80.

11 de junio de 1993 Utilizando las Air Maestro II “Trifecta” en el 2º partido de la final contra los Suns, Scottie Pippen se apartó de la alargada sombra de su legendario compañero de equipo para convertirse en el 12º jugador que conseguía un triple doble en un partido de la final. Como guinda del pastel de sus estadísticas (15-12-12), Pippen taponó (y recuperó el balón) el intento de triple de Danny Ainge que hubiera empatado el partido. Con todos los respetos para MJ, sin Pip los Bulls no hubieran conseguido tres campeonatos seguidos.

13 de junio de 2004 Un codazo en el pecho de Rasheed Wallace marcó el destino de los favoritos Lakers en el 4º partido de la final. Con sus emblemáticas AF1 High, Sheed respondió dominando el último cuarto de los Pistons con una furiosa elegancia, dejando claro que el castigo es duro si haces enfadar a Rasheed Wallace.

2 de mayo de 1962 Incluso teniendo en cuenta que hubo prórroga, los 30 puntos y 40 rebotes de Bill Russell en el 7º partido de la final son unas estadísticas tan insultantemente abrumadoras que parecen un error tipográfico. La actuación del sensacional pívot de los Celtics ayudó a Boston a ganar su cuarto título consecutivo y alimentó la clásica rivalidad de este deporte. Una excelencia de esta magnitud hace que llamar “leyenda” a Russell parezca un insulto.

7 de octubre de 2011 Maya Moore no dejó pasar demasiado tiempo antes de consolidarse entre las mejores jugadoras del deporte profesional femenino después de dominar en la universidad con UConn. Apenas seis meses después de que las Lynx la eligieran en primer lugar del draft de la WNBA de 2011, la prometedora alero debutante logró ganar el primer campeonato de la historia de Minnesota (el primero de los cuatro que ha conseguido hasta ahora) en el tercer partido de la final. Después de recibir un pase y superar a una defensora de las Atlanta Dream, Maya se colocó tranquilamente en la línea de tres puntos y pasó de novata a reina anotando como si nada el triple que cerraba la serie.

10 de junio de 2014 Con una alineación integrada por veteranos expertos, pero de una cierta edad, en teoría la final se presentaba como los viejos Spurs contra las jóvenes y poderosas estrellas Big Three de los Heat. En su tercera temporada, el modesto Kawhi Leonard cambió por completo la historia en el tercer partido con un juego eléctrico y atlético, anotando 29 puntos que permitieron a su equipo conseguir la victoria. Su actuación no solo le dio a San Antonio una ventaja en la serie que finalmente ganó por 4-1, sino que también le permitió conseguir el MVP de la final y cambiar la opinión que el público tenía sobre los Spurs, de su orgulloso pasado a su brillante futuro.

7 de junio de 1978 Cuando se dirigía hacia la línea de tiros libres al final del 7.º partido de la final, luciendo sus Converse Star Player Ox, el jugador de los Bullets Wes Unseld tenía motivos para sentirse abrumado por el momento.

Después de haber sido derrotados dos veces en la final, estaba en territorio enemigo contra los SuperSonics y se lo jugaba todo desde la línea. Mientras que a muchos les hubieran temblado las rodillas y se hubieran topado contra el aro, el veterano Wes mantuvo la cabeza fría, convirtió sus lanzamientos y selló el primer campeonato de la historia deportiva de Washington D.C., además de conseguir el MVP de la final. Esto sí es quitarse un peso de encima.

31 de mayo de 1983 Moses Malone no es un vidente, pero el año 83 estuvo muy cerca de acertar el pronóstico en los playoffs. Después de predecir que sus Sixers ganarían el título barriendo en las series por “Fo,’ fo,’ fo,’” (cuatro, cuatro y cuatro), solo tuvo que hacer un pequeño cambio después de conseguir 24 puntos y 23 rebotes en el 4.º partido ante los Lakers, logrando el tercer campeonato de la NBA para el equipo. Con una sola derrota ante los Bucks, Malone, uno de los Original Six que utilizaba las AF1 en la cancha, hizo una pequeña rectificación después del partido con su modelo de caña baja: “Fo,’ Fi,’ Fo’” (cuatro, cinco, cuatro).

6 de junio de 2012 Kevin Durant disputó su primera final de la NBA con un partido y una actuación en la serie que demostraba unas habilidades innatas y de otro mundo, anunciando su llegada al planeta del baloncesto. Enfrentándose con sus KDIV a los temibles Spurs y a su historial de victorias en las finales de la Conferencia Oeste, KD perdía por 18 puntos en el descanso del 6º partido, pero consiguió la victoria gracias a sus 34 puntos y 14 rebotes. Después de barrer a los Mavericks de Dirk Nowitzki (defensores del título), de enviar a los Lakers de Kobe de vacaciones y de superar a los poderosos Spurs, los Thunder de KD consiguieron un formidable triplete eliminando a los únicos tres equipos que habían representado al Oeste en la final durante los últimos 13 años.

Aunque finalmente perdió la final contra los Heat de LeBron, KD consiguió las mejores estadísticas generales con sus 30,6 puntos por partido y un asombroso 54,8% de acierto, mostrando al mundo el dominio que ejercería cinco años después, cuando levantó su primer trofeo.

31 de mayo de 2007 Con un físico, un talento y una competitividad inigualables, LeBron James es posiblemente el jugador más dominante de todos los tiempos. Ahora todo el mundo lo sabe, pero cuando se enfrentó a los Pistons en el 5.º partido de la final de la Conferencia Este de 2007, el público todavía estaba descubriendo a LeBron. Utilizando las resistentes LeBron Soldier 1, en ese encuentro consiguió lo que sería el equivalente baloncestístico de salvar a un compañero de armas, anotando 29 de los últimos 30 puntos de los Cavs, 25 de ellos consecutivos y los 18 que consiguió el equipo en la prórroga. Ese hercúleo esfuerzo en un partido con 2 prórrogas le valió su primera participación en la final de la NBA y fue una revelación del dominio absoluto y del carácter ganador que el Rey James sigue demostrando actualmente.

11 de mayo de 1980 Las leyes de la física no se aplican a todos los hombres. Al menos así lo pareció cuando el jugador de los Sixers Julius Erving se elevó hasta el cielo mediado el último cuarto del 4º partido de la final contra los Lakers. Ganando la línea de fondo con sus Converse All-Stars, el Dr. J cogió el balón con la mano derecha, fingió una entrada a canasta por la derecha y se quedó suspendido en el aire mientras hacía pasar el balón por debajo del tablero y anotaba haciéndolo rebotar en el cristal. A pesar de perder la serie, la genialidad del movimiento aún perdura y ayudó a popularizar el estilo creativo y llamativo que el sensacional Doctor solía jugar en las canchas callejeras de Harlem.

14 de junio de 1998 Enfrentándose a los Jazz en Utah en el 6º partido de la final, MJ perdía por un punto a falta de solo 10 segundos. No había ninguna duda de que el competidor más feroz de todos los tiempos se jugaría el último lanzamiento, pero nadie podía saber desde dónde y de qué forma. Avanzando hacia la derecha por la parte superior de la zona, Jordan retrasó el balón rápidamente, librándose del defensor Bryon Russell. Recuperando la posición, MJ se levantó con sus ahora emblemáticas Jordan XIV y clavó el tiro en suspensión, sellando su sexto campeonato y su sexto MVP de las finales.

¿Podía terminar de alguna otra forma?

18 de junio de 2013 Ray Allen está considerado uno de los mejores tiradores puros de este deporte por un buen motivo. Pero, a pesar de los muchos lanzamientos que ha clavado, solo uno se considera su momento. Con los Spurs ganando la final por 3-2 y tres puntos arriba en el 6.º partido con tan solo 19,4 segundos por jugar, Ray mantuvo vivas las esperanzas de título de los Heat cuando recibió un pase de Chris Bosh después de un rebote, dio un paso atrás con sus Jordan XX8 y empató el partido con un triple impecable desde la esquina. El lanzamiento, con Tony Parker defendiéndole muy cerca, desmoralizó totalmente a los Spurs y giró la serie en favor de Miami, que aprovechó esa motivación para ganar el 7.º partido y repetir título.

Otras dos zapatillas completan la colección Art of a Champion y saldrán a la venta el mes de junio.

Las Nike Air Force 270 "Gold Standard" es una gama de colores del nuevo modelo diseñada para rendir homenaje a los jugadores que se convierten en campeones, con el mismo brillo del Trofeo Larry O’Brien.

El aspecto final de las zapatillas dependerá del campeón de la NBA de este año...

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies