ver publicidad banner
banner

Lunes, 16 de diciembre de 2019

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Sábado, 22 de Septiembre de 2012

Isabel Zapardiez exhibe su moda nupcial sobre la pasarela Couture Fashion Week de Nueva York

El evento coincide con el 10º aniversario de la diseñadora española.


Warning: getimagesize(): Filename cannot be empty in /var/www/clients/client15/web19/web/includes/noticia/noticia_cen.asp on line 21

Por
segunda vez en este año, Isabel Zapardiez se ha presentado ante el público
neoyorquino sobre la pasarela Couture Fashion Week, que se celebra en el hotel
Waldorf Astoria de Nueva York.

La
diseñadora ha aprovechado la celebración de su décimo aniversario en la moda
nupcial para reunir en una colección todo su mundo de inspiración, en una
propuesta muy personal y “con mucho
corazón”,
según ha declarado. En la pasarela del gran salón del hotel,
completamente lleno de público, Isabel Zapardiez ha puesto en escena una
veintena de propuestas entre las que se encontraban parte de la colección de
novia y fiesta de esta temporada y una reedición de distintos vestidos y
elementos emblemáticos de la firma que han sido recurrentes en toda la década.
Entre ellas se incluían piezas con un significado simbólico, como la primera
falda que la diseñadora realizó para su primera colección de novia en el 2002;
una pieza de satén con forma de capa que Isabel recuerda con especial ilusión.

"Pensar
esta colección ha sido como una reflexión sobre todo lo que he recorrido desde
que abrí mi taller, aunque hemos evolucionado mucho me he dado cuenta que la
esencia de mis gustos y mis obsesiones no ha cambiado",
afirma
Isabel.En este viaje por la década no faltan los vestidos con una clara
inspiración en los años 20 y 30, en unas líneas que nos trasladan a las divas
del cine en blanco y negro: vestidos al bies con espaldas descubiertas y
aplicaciones de encaje rebordeado. También esta muy presente el mundo oriental,
una de las pasiones que más identifican a la diseñadora, así como un guiño a
las combinaciones con prendas de piel en uno de los vestidos que incluye un top
en cuero combinado con una falda en brocado de seda.

En
complementos, aparecen distintas piezas que representan su gusto por darles
especial protagonismo en la imagen de la novia: entre ellos, plumas, piezas de
cristal y grandes tocados de inspiración floral con los que se acerca al
universo de Gustav Klimt.

Para
cerrar el desfile, Isabel ha elegido uno de sus clásicos, que da muestra de la
atemporalidad de sus diseños: un vestido de corte sirena con una amplia cola y
un gran velo en tul de seda ribeteado con puntilla de chantilly francés. Una
imagen de novia etérea y misteriosa.

La
mujer que ha presentado Isabel sobre la pasarela es ecléctica y cosmopolita,
una mujer universal, que quiere representar "a todas esas mujeres que
han confiado en mi trabajo para vestirse un día con una carga emotiva tan
especial y que me han ayudado a crecer profesionalmente"
comenta la
diseñadora.

La
colección ha tenido una excelente acogida entre el público, que ha aplaudido
largamente las salidas, e igualmente entre la prensa especializada "me
ha encantado el reencuentro con la ciudad, ha sido una forma inmejorable de
celebrar estos diez años".


banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies