ver publicidad banner
banner

Jueves, 17 de octubre de 2019

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Miércoles, 9 de Octubre de 2019

Ulysse Nardin y Devialet presentan una edición limitada: Hourstriker Phantom

Devialet, la empresa francesa que revoluciona el sonido de alta fidelidad con sus altavoces de lujo, y el legendario relojero Ulysse Nardin, se asocian para crear una serie limitada de 85 relojes de sonería: una increíble experiencia sonora para llevar en la muñeca.

Las medias tintas no forman parte del ADN de Ulysse Nardin ni del de Devialet. Desde sus comienzos, las dos marcas han estado animadas por la voluntad de hacer descubrir en el caso de una, objetos relojeros de alto voltaje, en el de la otra, nuevos sistemas de audio revolucionarios mediante tecnologías patentadas en las que se embarcan. Colaborando y uniendo la fuerza de sus dos departamentos de investigación e innovación, las dos casas crean de manera conjunta una experiencia sonora única en un reloj de excepción: el Hourstriker Phantom. 

Sus prestaciones acústicas y su calidad sonora han dado como resultado un reloj de sonería sin precedentes en la industria relojera. 

«Inventar un reloj de sonería de gran potencia era nuestro objetivo inicial», comenta Patrick Pruniaux, CEO de Ulysse Nardin. «Además, la historia ya estaba escrita: Emmanuel Nardin, uno de los fundadores de Devialet que ha co-desarrollado este modelo Hourstriker Phantom, es un descendiente de la familia de Ulysse Nardin. Esto no es una invención.» 

EL SONIDO ABSOLUTO PARA ENTENDIDOS EXIGENTES 
En la actualidad, Devialet ofrece los sistemas de audio made in France más avanzados del mundo para los melómanos que buscan una audición perfecta, la emoción plena, gracias a las tecnologías patentadas por Devialet (+de 160 patentes). Su producto por excelencia, Phantom, es un nuevo tipo de altavoz de alta fidelidad conectado, capaz de restituir una señal sonora hasta 108 dB SPL (para el Gold Phantom, el modelo más potente de la gama), con un volumen equivalente al de un casco de una moto y con una calidad inigualable para una experiencia emocional intensa y revolucionaria. Phantom da su nombre a la nueva sonería al paso de Ulysse Nardin. 

ESCUCHAR EL TIEMPO 
Si bien los altavoces Devialet han conquistado a los melómanos, el Hourstriker Phantom derretirá el corazón de los apasionados de los relojes de sonería. Este reloj, que hace sonar la hora a demanda, permite no solamente ver el tiempo, sino también escucharlo. 

Concebidos originariamente para escuchar las horas en la oscuridad antes del advenimiento de la iluminación eléctrica, los relojes de sonería representan la encarnación de un auténtico sueño. Desde los años 80 y bajo el impulso de Rolf Schnyder, Ulysse Nardin es uno de los primeros relojeros en devolver a la vida a este tipo de relojes. 

Hombro con hombro, los ingenieros de Devialet, expertos en materia de conocimiento de distorsión y, luego pues, del dominio de estos fenómenos, y los de Ulysse Nardin – en colaboración con maestros relojeros expertos en sonido – han redefinido cada etapa de la cadena de la señal musical de las sonerías al paso de Ulysse Nardin para ofrecer las mejores prestaciones nunca antes medidas en un reloj de sonería (85 db a 100 mm). 

En las sonerías al paso clásicas un martillo golpea sobre un timbre generando las frecuencias del sonido emitidas para dar la hora a demanda. En el Hourstriker Phantom, el talón del timbre se fija a un sistema de brazo en torsión que permite una modificación de la orientación de las fuerzas de acciones causadas por las vibraciones del timbre. En un sistema clásico, las fuerzas producidas se sitúan esencialmente en el plano del movimiento del reloj, lo cual genera poco volumen de aire desplazado por los diferentes componentes del reloj. En el caso del Hourstriker Phantom, las fuerzas provocadas por el timbre, encuentran sus funciones esencialmente fuera del plano del reloj. Estas fuerzas son transmitidas a una fina membrana, situada por el lado del fondo de la caja, de manera contundente con un brazo de transmisión. Como la membrana posee una gran superficie, un considerable volumen de aire se desplaza, lo cual genera un alto nivel sonoro. Se puede hacer la analogía con el principio de altavoz provisto de sonido envolvente y de su membrana. 

El fondo del reloj, perforado por ocho aberturas bajo la membrana que dejan filtrarse el sonido, alberga un movimiento manufactura automático UN-610. El resultado es sorprendente y todo el potencial sonoro del reloj parece liberado, amplificado, sublimado. Su caja de titanio de 43 mm completamente pulida permite igualmente amplificar el sonido y mejorar su resonancia hasta alcanzar los 85 decibelios, una potencia sonora inigualable en la industria relojera. 

«Este nuevo Hourstriker Phantom es la expresión misma de la pericia de Devialet en un objeto relojero: relación competitividad/rendimiento optimizada, potencia desmesurada, objeto refinado. Si bien los productos Devialet buscan ofrecer al oyente la sensación de que el artista está delante de él, este nuevo reloj de sonería Ulysse Nardin da la sensación de ser un auténtico instrumento musical», concluye Patrick Pruniaux. 

El rostro del reloj está adornado con una esfera antracita satinada que se inspira en las figuras de Chladni, formadas por la materialización de las ondas vibratorias, y un guiño a la rejilla de protección del tweeter del Phantom de Devialet. Oculto bajo esta rejilla esculpida como un encaje, un cristal tintado oscurece el movimiento creando un look ultra contemporáneo. Como pequeña originalidad, las agujas coloreadas de «oro rosa» apuntan hacia números árabes inclinados hacia el exterior en el sentido horario, en fila india, como un compás de marina. A las 3 horas, una pequeña pastilla «oro rosa» aparece o desaparece según se desee activar o desactivar la sonería al paso (botón ON/OFF). Con un precio de 80.000 euros, Hourstriker Phantom se convierte en el reloj de sonería más asequible del mercado relojero. La pieza está sublimada por una correa de aligátor negra y se venderá en edición limitada a 85 piezas, como recordatorio de los 85 decibelios que alcanza majestuosamente. 

Ulysse Nardin – Manufactura de la Libertad 
Ulysse Nardin es una manufactura vanguardista inspirada en el universo marino que ofrece relojes a los sedientos de libertad. 

Fundada en 1846 por Ulysse Nardin y adquirida por el grupo francés de lujo Kering en noviembre de 2014, Ulysse Nardin tiene el mérito de haber escrito algunos de los mejores capítulos de la Alta Relojería. Sus primeros éxitos están vinculados al mundo de la navegación: sus cronómetros de marina son de los más fiables que existen y siguen siendo codiciados por los coleccionistas de todo el mundo. Pionera en la tecnología vanguardista y en el uso innovador de materiales como el silicio, la marca es una de las pocas – con experiencia y maestría in house – en producir sus propios componentes y movimientos de alta precisión. Ulysse Nardin puede presumir de esta excelencia relojera excepcional, formando parte del círculo más prestigioso de la Relojería Suiza, la Fundación de la Alta Relojería. En la actualidad, la marca, a través de sus sedes en Suiza, Le Locle y la Chaux-de-Fonds, sigue su búsqueda de la perfección relojera centrándose en sus cinco colecciones: Marine, Diver, Classico, Executive y Freak. En 2019, Ulysse Nardin introduce el factor X en la relojería. 

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies