ver publicidad banner
banner

Lunes, 21 de septiembre de 2020

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Sábado, 17 de Junio de 2017

Nueva Montblanc TimeWalker Collection – El Renacimiento de los Relojes Profesionales

En homenaje al extraordinario patrimonio de Minerva, Montblanc emprende un viaje de regreso a los días de gloria del automovilismo con cinco nuevos relojes TimeWalker, que capturan la belleza, el espíritu y los valores de la historia del deporte del motor. El renacimiento de estos relojes profesionales muestra el rendimiento y la innovación de la nueva colección Montblanc TimeWalker.

El cronógrafo ha sido una de las complicaciones más populares desde sus inicios y se ha convertido en mucho más que un dispositivo mecánico de cronometraje - es un instrumento que hace cumplir el código de juego limpio y deportividad, convirtiéndose en testigo y juez de casi todos los tipos de competiciones deportivas. De todos los deportes de motor, las carreras de automóviles son las que siempre han tenido un vínculo más intrincado con el cronógrafo. La historia de la conducción de competición y el cronometraje de rendimiento son tan inseparables que uno no podría existir sin el otro. Con la capacidad de capturar y registrar el tiempo para la eternidad, el cronógrafo ha sido testigo de algunos de los momentos más importantes del deporte automovilístico. 

A medida que el automovilismo evolucionó durante los siglos XX y XXI, el cronógrafo se convirtió en un símbolo de competición justa y el recordatorio fundamental de que la victoria sólo puede ser juzgada por resultados de tiempo reales y precisos.

Inspirado por el rendimiento 
La Colección Montblanc TimeWalker simboliza el espíritu de las carreras y recuerda a esos instrumentos de gloria ofreciendo una línea de nuevos relojes profesionales para el hombre actual inspirados en la extraordinaria historia de Minerva. La Manufactura Minerva fue conocida como un taller exclusivo que producía instrumentos de alta calidad para medir breves intervalos de tiempo con enorme precisión. El renombrado "Rally Timer", un cronómetro creado para medir las carreras automovilísticas con precisión, es el ejemplo perfecto de esta herencia. Los relojes Minerva fueron la referencia en el campo de la innovación relojera, con numerosas patentes registradas a lo largo de los años en el dominio de los relojes de precisión, creando un legado de savoir-faire.

Legitimidad del pasado 
Fundada en 1858 en Villeret, en el Valle de Saint-Imier, Minerva ha sido una destacada especialista en la fabricación de relojes profesionales. Desde 1908, ha llevado a cabo con éxito nuevos desafíos tecnológicos, como la producción de relojes equipados con funciones de cronógrafo y cronómetros altamente precisos que miden intervalos cortos de tiempo. La Manufactura desarrolló desde 1911 cronómetros que podían medir un quinto de segundo, aumentando rápidamente a una décima de segundo. Con este espíritu innovador, en 1916, la Manufactura Minerva fue una de las primeras en producir un movimiento de alta frecuencia que pudiera medir una centésima de segundo, desarrollo que se perfeccionó técnicamente en 1936, poniendo a Minerva en el mapa como especialista en relojes profesionales y cronómetros. 

La nueva colección TimeWalker de Montblanc combina estos legendarios instrumentos de cronometraje del pasado con el espíritu de las carreras automovilísticas, condensando el patrimonio de Minerva: magnífica tecnología, energía masculina, máximo rendimiento y el estilo de los días de gloria de las carreras.

Los resultados son evocadores, de temática vintage pero contemporáneos y diseñados para los hombres de hoy en día a los que les gusta expresar sus logros, ambiciones, masculinidad, estilo y personalidad a la hora de elegir un reloj de pulsera. Perfectos tanto para los negocios como para el ocio, los nuevos relojes Montblanc TimeWalker infunden respeto y admiración y resaltan la seguridad de quienes los llevan. 

Rendimiento 
La nueva colección TimeWalker de Montblanc representa una fuerte expresión contemporánea del cronógrafo deportivo profesional, con un tamaño de caja de 43 mm que se ha convertido en tamaño estándar para los relojes de alto rendimiento de Montblanc. Desde la caja hasta la esfera, desde el movimiento hasta las complicaciones, la colección se centra en la energía masculina y en un estilo de temática vintage, mientras combina rendimiento, innovación, gran legibilidad y robustez. Las combinaciones emblemáticas de materiales entran en juego en cada uno de los modelos, como la cerámica negra de alta tecnología, el acero satinado, el titanio y el caucho, destacando el espíritu creativo de la Maison. 

Los códigos estéticos de los nuevos relojes Montblanc TimeWalker tienen sus raíces en el mundo de las carreras: cajas y asas semi-esqueletadas con flancos tallados arquitectónicamente, todo inspirado en las líneas aerodinámicas de las carrocerías de los coches clásicos. Entre los detalles icónicos destaca el acabado estriado en el flanco del emblemático bisel de cerámica negro, así como en las coronas y los pulsadores, que recuerdan los tapones de los coches vintage; también los fondos de las cajas, de cristal ahumado, inspirados en las ventanas que muestran los deportivos motores V12 y los agujeros de la correa, que rinden homenaje a los guantes de piel de competición de época. 

La clara visibilidad y legibilidad se logra con fuertes contrastes de color, contadores tridimensionales inspirados en cuadros de mando vintage, escalas precisas y agujas dauphine con SuperLuminova para mayor legibilidad y rendimiento de día y noche. Para mayor precisión, la mayoría de los relojes TimeWalker cuentan con un icónico segundero central revestido en rojo con la punta en forma de flecha Minerva.

Con el fin de garantizar la fiabilidad de esta línea de productos deportivos profesionales, todos los modelos Montblanc TimeWalker se someten a más de 500 horas de controles, con pruebas específicas y evaluación general de funcionamiento bajo condiciones extremas. Para garantizar también el rendimiento deportivo en términos de estanqueidad, todos los modelos son resistentes al agua a 100 metros.

Montblanc TimeWalker Chronograph Rally Timer Counter Limited Edition 100 
El famoso cronómetro Rally Timer producido por Minerva para el registro de carreras es la inspiración para el nuevo Montblanc TimeWalker Chronograph Rally Timer Counter Limited Edition 100. Este innovador reloj ofrece diferentes formas de apreciar el tiempo, con la posibilidad de transformar el reloj de pulsera en un reloj de bolsillo o en un reloj del cuadro de mandos. 

El reloj de pulsera, con su elegante correa de piel de becerro negra, se puede convertir fácilmente en un reloj de bolsillo simplemente plegando los accesorios de la correa debajo de la caja y girando ésta de 0 a 180 grados (o de 3 a 9 horas). El reloj puede entonces colocarse sobre una mesa, gracias a dos brazos situados debajo de la caja, bien se puede utilizar como cronómetro con la correa como mango para mayor seguridad o enganchar a una placa de metal cubierta con piel que se acopla al cuadro de mandos del coche, ofreciendo un reloj altamente funcional y extremadamente legible cuando se está al volante. 

El diseño contemporáneo se combina con el estilo de las carreras de época y todos los códigos de diseño de la colección Montblanc TimeWalker. La caja de 50 mm está fabricada en titanio de grado dos y ha sido satinada con el fin de mejorar la estructura de metal; su canto es estriado y recubierto con DLC negro para conmemorar y acentuar el espíritu de las carreras de coches. El titanio satinado es también el material elegido para el monopulsador estriado de inspiración vintage, la corona y los versátiles accesorios de la correa. Girando el reloj, los detalles continúan con un fondo abierto en forma de parrilla de automóvil que revela la belleza de este cronógrafo monopulsante de cuerda manual calibre MB M16.29 Manufactura. 

Los códigos de las carreras también se trasladan a la esfera negra con agujas, índices y funciones de cronógrafo altamente legibles. El contador de 30 minutos del cronógrafo a las 12h está alineado verticalmente con la pequeña subesfera de los segundos a las 6h, recordando al Minerva Rally Timer original. En el centro, el segundero rojo del cronógrafo circula alrededor de una escala taquimétrica, pudiéndose utilizar para calcular velocidades sobre distancias fijas.

El reloj está impulsado por el calibre MB M16.29 Manufactura cronómetro monopulsante de cuerda manual que presenta rueda de pilares, acoplamiento horizontal y una reserva de marcha de 50 horas. Se inspira en el calibre Minerva 17.29 original desarrollado en la década de 1930, utilizado tanto para relojes de bolsillo como para relojes de pulsera. Esta versión moderna es reconocible gracias a sus bellos acabados artesanales —Côtes de Genève, ángulos interiores, decoración perlada y biselado— así como por sus finos detalles como la icónica flecha Minerva, el puente de cronógrafo en forma de "V" (forma patentada en 1912) y un gran volante de tornillo que tiene la tradicional frecuencia de 18.000 alternancias por hora. 

Para una máxima fiabilidad y rendimiento, el reloj es resistente al agua a 30 metros y ha sido rigurosamente probado por el Montblanc Laboratory Test 500, simulando el desgaste intenso de la vida real durante más de 500 horas.

Montblanc TimeWalker Chronograph UTC 
El Montblanc TimeWalker Chronograph UTC combina un diseño robusto y masculino con práctica funcionalidad gracias a su cronógrafo y complicación de doble huso horario, lo que le convierte en el compañero de viaje perfecto para los trotamundos de hoy en día. 

El reloj debe su aspecto sólido y contemporáneo a una caja de color negro intenso con asas semi esqueletadas y mezcla de materiales de alta tecnología, como DLC, cerámica ‘high-tech’ y caucho, todos en negro. La caja DLC negra se presenta en un tamaño de 43 mm con la incorporación del emblemático bisel negro giratorio unidireccional de cerámica brillante para mayor robustez y durabilidad -estriado en el flanco para un mejor agarre- e incluye una escala de 24 horas blanca-plateada grabada para una mayor legibilidad y funcionalidad. La corona negra DLC y los pulsadores también se han completado con una decoración estriada que toma su inspiración del diseño de los tapones de gasolina típicos de los coches de carreras clásicos. 

La esfera negra presenta fuertes contrastes de color con elementos rojos y plata y con contadores tridimensionales que se asemejan a los tableros de instrumentos de los coches clásicos. Los segundos del cronógrafo se indican a través de la icónica aguja roja central con la punta en forma de flecha Minerva, mientras que las horas del cronógrafo se muestran en una subesfera a las 6h y el contador de 30 minutos del cronógrafo se sitúa a las 12h. 

El Cronógrafo Montblanc TimeWalker UTC está equipado con el calibre MB.25.03 que muestra la hora de tres zonas horarias diferentes. La hora local está indicada con agujas rodiadas y la hora de origen se puede leer a través de una aguja central oscura realzada con una flecha roja y SuperLuminova en su punta. Las lecturas van acompañadas por una escala de 24 horas en el bisel. La hora local se establece a través de la corona, permitiendo un ajuste rápido y sencillo del tiempo en incrementos de una hora sin afectar al funcionamiento de los minutos. La fecha se sincroniza con la hora local. Se puede mostrar una tercera zona horaria fácilmente en cualquier momento moviendo el bisel giratorio unidireccional a la nueva zona horaria, siendo la ubicación de la aguja de 24 horas el punto de referencia.

El Cronógrafo Montblanc TimeWalker UTC se presenta con la opción de correa de piel o correa de caucho, ambas perforadas, con un forro negro que se muestra a través de los agujeros. Para mayor rendimiento y comodidad, la correa de caucho ha sido diseñada con un motivo de agarre en el forro interior para proporcionar mejor ventilación de la piel y mayor adherencia a la muñeca. Todas las opciones de correa están equipadas con un nuevo triple cierre desplegable desarrollado especialmente para la Colección Montblanc TimeWalker con el fin de ofrecer flexibilidad y máximo confort en la muñeca. 

Cada Cronógrafo Montblanc TimeWalker UTC es resistente al agua hasta 100 metros y ha sido rigurosamente probado por el Montblanc Laboratory Test 500, simulando el uso real durante más de 500 horas.

Montblanc TimeWalker Chronograph Automatic 
Continuando con la temática del automovilismo, el nuevo Montblanc TimeWalker Chronograph Automatic tiene sus raíces en el mundo de las carreras, con detalles que recuerdan los años de oro de este deporte y una función de cronógrafo legible y elegante para los conductores actuales. Los códigos de los coches de época son visibles en todo el reloj, comenzando por la caja de acero de 43 mm que ha sido satinada para dar mayor apariencia automovilística y mejor resistencia a los arañazos. El Montblanc TimeWalker Chronograph Automatic cuenta con el emblemático bisel negro giratorio unidireccional estriado en el flanco y hecho de cerámica negra brillante de alta tecnología para ofrecer máxima robustez y durabilidad. La cerámica tiene propiedades impresionantes, tales como una alta resistencia a los arañazos, es antioxidante, tiene una superficie brillante única y está protegida contra todos los agentes químicos comunes. El bisel puede utilizarse como un indicador de segunda zona horaria. Las asas son semi esqueletadas, como las entradas de aire de la carrocería de un coche, y la corona negra DLC y los pulsadores de cronógrafo son estriados, como los tapones de gasolina vintage para un mejor agarre. Completando el diseño automovilístico, el fondo de la caja ha sido equipado con una abertura de cristal ahumado -que recuerda a las ventanas de vidrio que cubren los potentes motores V12- y las correas incluyen agujeros de perforación, parecidos a los guantes de conducir de piel utilizados en los días en que los volantes eran de madera y necesitaban sujetarse firmemente. 

La esfera negra presenta fuertes contrastes de color con elementos blanco-plateados y rojos, así como con contadores tridimensionales que recuerdan los tableros de instrumentos vintage. Entre los códigos de diseño distintivos se incluyen un segundero rojo central del cronógrafo, que tiene la punta esculpida en forma de flecha Minerva, las horas del cronógrafo que se muestran en una subesfera a las 6h y un contador de 30 minutos del cronógrafo situado a las 12h.

Todas las lecturas son altamente legibles gracias a las agujas ‘dauphine’ en negro rodiado inyectadas con SuperLuminova, a una precisa escala de minutos en blanco-plateado que también ha sido mejorada con SuperLuminova y a los marcadores rojos para las indicaciones de 15 minutos, proporcionando una excelente visibilidad tanto de día como de noche. 

El Montblanc TimeWalker Chronograph Automatic está impulsado por el calibre MB 25.07 y se presenta con tres opciones diferentes de correa: piel perforada, caucho perforado y un nuevo brazalete metálico con tres eslabones. 

Para una máxima calidad y comodidad, la correa de caucho ha sido diseñada con un motivo de agarre en el forro interior para proporcionar una mejor ventilación de la piel y una mayor adherencia a la muñeca. Todas las opciones de correa y brazalete están equipadas con un nuevo triple cierre desplegable desarrollado especialmente para la Colección Montblanc TimeWalker con el fin de ofrecer un agarre seguro, flexibilidad y máxima comodidad. 

Con el fin de obtener una alta fiabilidad y rendimiento, cada Montblanc TimeWalker Chronograph Automatic es resistente al agua hasta 100 metros y ha sido rigurosamente probado por el Montblanc Laboratory Test 500, simulando el uso real durante más de 500 horas.

Montblanc TimeWalker Automatic Date 
Para los amantes de los relojes, que además aprecian el diseño deportivo y el espíritu de las carreras de coches, el Montblanc TimeWalker Automatic Date ofrece una pieza pura y atrevida: caja de acero de 41 mm combinada con el emblemático bisel negro giratorio unidireccional de cerámica negra brillante ‘high tech’ -para máxima robustez y durabilidad- que permite al usuario tener, si lo desea, una segunda zona horaria. 

Impulsado por el calibre automático MB 24.17, las indicaciones incluyen horas, minutos y segundos en el centro y la fecha en una abertura a las 3h. Las lecturas son altamente legibles gracias a los grandes números árabes, una precisa escala de minutos de color blanco-plateado e indicadores rojos que contrastan perfectamente con la esfera negra. La aguja de los segundos también destaca con la punta de flecha Minerva un guiño a la rica herencia relojera de la colección TimeWalker. La esfera, con su escala de 5 a 60, evoca claramente a las esferas de los cronómetros Minerva de principios del siglo XX, proporcionando a este modelo puro el máximo pedigrí de competición. 

Los códigos de diseño del mundo de las carreras se pueden encontrar en las asas semi-esqueletadas -que recuerdan las entradas de aire del capó de un coche-, en el acabado estriado de la corona de DLC negro -inspirado en la tapón del depósito de gasolina de los coches de carreras vintage-, y en las correas perforadas negras (en piel o caucho), que parecen los guantes de conducir que los pilotos de carreras llevaban en el pasado. También está disponible la opción de un elegante y nuevo brazalete de metal de alto rendimiento con tres eslabones. Para mayor practicidad y comodidad, la correa de caucho ha sido diseñada con un motivo de agarre en el forro interior para proporcionar mejor ventilación de la piel y mayor adherencia a la muñeca. Todas las correas se presentan con hebillas de acero satinadas.

Para alcanzar la máxima fiabilidad y rendimiento, cada Montblanc TimeWalker Automatic Date es resistente al agua hasta 100 metros y ha sido rigurosamente probado por el Montblanc Laboratory Test 500, simulando el uso real durante más de 500 horas.

Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 
"La gloria no se mide en milésimas de segundo, pero la victoria que la crea si". 

Los pilotos de carreras siempre han perseguido los tiempos de vuelta más rápidos con vehículos cada vez más potentes y eficientes, experimentando con la tecnología, los materiales y mucho más en su lucha por conseguir la victoria. Lo mismo ocurre con Montblanc, que nunca ha dejado de innovar y traspasar los límites de la alta tecnología relojera. En 1916, la Manufactura Minerva desarrolló su famoso cronómetro con centésimas de segundo, que fue técnicamente perfeccionado en 1936, situando a Minerva como el especialista en relojes y cronómetros profesionales. Montblanc continúa innovando con el Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18, un cronógrafo mecánico que mide el tiempo transcurrido hasta en milésimas de segundo. 

Bajo el espíritu de las carreras de coches, esta edición limitada abarca el mundo del automovilismo en su totalidad. Desde su potente diseño hasta la mezcla de materiales de alta tecnología y alto rendimiento, el Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 se coloca en la cumbre de la tecnología relojera. Su movimiento de alta frecuencia cuenta con dos patentes y 22 patentes auxiliares que combinan, como nunca antes se había hecho, el rendimiento y la innovación. 

Inspirado en el rendimiento 
El espíritu de las carreras no sólo se encuentra en el interior del reloj sino también en el exterior, con elementos de diseño que se remontan a los días de gloria del automovilismo. El indicador de la reserva de marcha del cronógrafo se inspira en los antiguos indicadores de combustible, mientras que los detalles negros y rojos y el indicador de milésimas de segundo recuerdan los primeros tableros de instrumentos. Las coronas y los biseles estriados evocan los tapones vintage del depósito de gasolina y los agujeros rojos en la correa negra de aligátor son típicos de los guantes de conducir que eran tan populares entre los pilotos de carreras. Los relojes cuentan con un volante de alta frecuencia, que también se ha inspirado en el rendimiento de los coches de carreras, y un cronógrafo monopulsante a las 12h, que reproduce los cronómetros Minerva que se utilizaban para las carreras de coches cronometradas. 

Mezcla de materiales de alta tecnología 
Para el Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 se ha elegido una sofisticada combinación de materiales de alta tecnología, comenzando por la caja de titanio de 46,4 mm y las asas semi-esqueletadas, que han sido satinadas y tratadas con un revestimiento DLC negro para máxima resistencia al rayado, robustez y ligereza. La caja se ha complementado con un monopulsador de titanio a las 12h y un bisel fijo de cerámica negra grabado con números árabes blancos que caracterizan el diseño general de la línea y acentúan su legibilidad y rendimiento. 

La esfera es una construcción multicapa, con rayas horizontales negras e indicaciones rojas, que está enmarcada por un cristal de zafiro ahumado, realzando la estética deportiva y de carreras. 

El corazón de la pieza 
Registrar el tiempo a la milésima de segundo es una hazaña de la ingeniería relojera. El Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 funciona gracias a un movimiento con dos corazones: el primero indica las funciones del tiempo y el segundo está a cargo de las indicaciones del cronógrafo. Las horas y los minutos están en el centro de la esfera a los que se le añade un pequeño segundero con una aguja rodiada a las 9h. Los indicadores de horas, minutos y segundos controlan el tiempo con exactitud gracias a un gran volante con 18 tornillos que late al ritmo tradicional de 18.000 alternancias por hora. Este volante es parcialmente visible a través de la esfera esqueletada a las 7h. Todos los demás indicadores sirven para la función de cronógrafo, a la que este exclusivo reloj dedica la máxima prioridad. El pequeño volante del cronógrafo puede verse a las 10h mostrando oscilaciones a un ritmo de 360,000 alternancias por hora (50 Hz). Con el fin de permitir un ajuste más fino y luego mejorar aún más su precisión, el pequeño volante del cronógrafo ha sido equipado con dos espirales, que se fijan una encima de la otra. 

La mecánica explicada 
Cuando se está midiendo un intervalo, la aguja de las centésimas de segundo transcurridas del cronógrafo orbita por toda la esfera una vez por segundo. Pero en vez de ocurrir como una progresión uniforme, esta marcha circular está subdividida en 100 pasos individuales que a simple vista no se pueden distinguir uno de otro. La rueda central del cronógrafo, a la que se fija la aguja central del cronógrafo, también salta de un pequeño paso al siguiente en un incremento de una centésima de segundo. Sin embargo, las milésimas de segundo se miden de una manera completamente diferente. 

Para ir más lejos y medir una milésima de segundo, los ingenieros de Montblanc tuvieron que innovar. Desarrollaron un movimiento con un volante que latía a una frecuencia de 360,000 alternancias por hora. Este rápido oscilador completa 100 movimientos por segundo hacia un lado y otro, es decir 50 veces en una dirección y 50 veces en la otra. Este tempo no sólo guía el movimiento del mecanismo dedicado a la centésima, sino que también establece el ritmo para dar un impulso de energía que pone en rotación una innovadora rueda en el engranaje, la llamada “rueda de las milésimas”. Impulsada de este modo, gira alrededor de su propio eje a una velocidad uniforme de diez rotaciones por segundo y proporciona así la solución de que las centésimas de segundo se puedan dividir además en conjuntos de diez incrementos. 

El cronógrafo está controlado por una rueda de pilares de dos niveles: uno controla el látigo para iniciar, detener y reiniciar los segundos, minutos y milésimas de segundo, y el otro nivel guía los martillos para restablecer los segundos y los minutos. El restablecimiento de la aguja de la centésima de segundo se consigue de una manera particular gracias a un disco con un espigón en el centro del movimiento. Este espigón, hecho de una aleación de cobre, mejora la fiabilidad del mecanismo. 

En lugar de permanecer continuamente en movimiento, el volante independiente del cronógrafo empieza a vibrar sólo cuando la función de inicio es activada mediante una lámina de acero flexible o un látigo instalado detrás de la punta de flecha del oscilador del cronógrafo. Cuando se acciona la función de parada, esta delgada placa de acero detiene el pequeño volante de 50- hertzios y lo mantiene inmóvil en su lugar hasta que sea necesario de nuevo. 

La función del cronógrafo es accionada por su propio barrilete, que almacena suficiente energía para medir intervalos de hasta 45 minutos de duración. Una medición de tiempo transcurrido se puede extender indefinidamente girando la corona en el sentido contrario a las agujas del reloj mientras el cronógrafo está funcionando, añadiendo así energía nueva al barrilete del cronógrafo. El engranaje para la indicación de la hora ordinaria extrae su energía de un segundo barrilete que garantiza 100 horas de reserva de marcha. 

Esta duradera reserva de marcha también contribuye a regular la amplitud del volante que late a 360’000 alternancias por hora lo que, a su vez, mejora la precisión de la medición del tiempo— una ventaja decisiva para medir con exactitud intervalos a la milésima de segundo. 

Indicación de las milésimas 
El Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 es sorprendentemente fácil de leer ya que sigue un patrón conocido que se encuentra en la gran mayoría de los cronógrafos. El doble contador a las 6h cuenta con una larga aguja de punta roja para el registro de los segundos transcurridos de 1 a 60, así como una aguja corta completamente roja para contar un máximo de 15 minutos transcurridos. Los indicadores del cronógrafo comienzan con una aguja roja, centrada axialmente, para las centésimas de segundo transcurridas que completa una rotación entera de 360° cada segundo, de modo que su punta hace un sprint alrededor de la escala de las centésimas de segundo del perímetro de la esfera. Las milésimas de segundo se indican a las 12h en un “cartouche” inspirado en el velocímetro del tablero de instrumentos de los coches vintage, donde un indicador rojo triangular avanza a lo largo de una escala calibrada de 0 a 9. 

La posición de reposo se indica mediante la letra “N” (de neutro), dejando el 0 para indicar las milésimas con claridad, es decir, una centésima de segundo completa. 

Un visualizador ligeramente insertado a las 3h indica la reserva de marcha restante para el movimiento del cronógrafo que, cuando está con toda la cuerda dada, funcionará durante más de 45 minutos. Este visualizador también sirve como indicador útil para el cronógrafo, ya que muestra cuánto tiempo más seguirá funcionando el cronógrafo más allá de los 15 minutos transcurridos que puede registrar. 

Medición del rendimiento 
La espiral principal para el movimiento normal del reloj se enrolla girando la corona en el sentido de las agujas del reloj (la reserva de marcha es de unas 100 horas). Al girar la corona en sentido contrario a las agujas del reloj se enrolla la espiral principal independiente para el movimiento del cronógrafo, que ofrece resultados de medición óptimos durante más de 45 minutos consecutivos. Para registrar intervalos más largos, la energía se puede transmitir al barrilete del cronógrafo girando la corona mientras el cronógrafo está en marcha. Presionando el botón entre las asas a las 12h arranca el cronógrafo y ajusta el largo segundero rojo en movimiento, corriendo alrededor de la esfera principal una vez por segundo. Los contadores dobles a las 6h registran sus rotaciones. La pequeña aguja roja en el visualizador de reserva de marcha del cronógrafo avanza gradualmente hacia arriba y la punta de flecha de las milésimas de segundo a las 12h apunta inmóvil hacia la “N”. Cuando se vuelve a presionar el botón del cronógrafo, el sistema entero se detiene instantáneamente y se puede leer la duración del intervalo transcurrido: comenzando con el número de minutos transcurridos en la escala interior del doble contador a las 6h, seguido por los segundos transcurridos en la escala exterior de la misma subesfera, continuando con las centésimas de segundo en la escala periférica que rodea la esfera principal y culminando con las milésimas de segundo en el visualizador a las 12h. Todo el proceso es sencillo, claro, rápido y no requiere cálculos adicionales. 

Este revolucionario reloj es el testimonio de cómo Montblanc nunca ha dejado de innovar, traspasando siempre los límites de lo que es tecnológicamente posible. Equipado con el Calibre MB M66.26 Montblanc Manufactura, este cronógrafo monopulsante de carga manual está decorado bajo los cánones más hermosos de la relojería suiza con adornos y acabados que incluyen Côtes de Genève, decoración perlada, achaflanado manual y pulido. Además de la ingeniosa mecánica, la Maison sabe cómo complementar sus invenciones con diseños armoniosos que, en el caso del Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18, captura el espíritu de aventura de aquellos primeros pilotos de carreras, sus magníficos automóviles y los apasionados oficiales que les cronometraban meticulosamente utilizando los instrumentos de precisión Minerva. Esta Edición Limitada captura todo en un reloj que marca un nuevo capítulo en la historia de Montblanc.

Acerca de Montblanc 
Guiado por su espíritu pionero desde 1906, Montblanc revolucionó la cultura de la escritura con innovaciones de vanguardia. Hoy en día, la Maison continúa traspasando los límites y haciendo evolucionar la expresión de la artesanía fina en cada una de sus categorías de productos: máxima expresión en instrumentos de escritura de lujo, relojes, artículos de piel, accesorios, fragancias y gafas de sol. Con cada creación, Montblanc ofrece nuevas funciones y diseños innovadores impregnados de la herencia de sofisticación de la Maison, hechos a mano con los más altos estándares a través de las habilidades de sus artesanos en cada una de sus manufacturas: Hamburgo, Alemania, para sus instrumentos de escritura, el Jura suizo en Le Locle y Villeret para sus relojes o Florencia, Italia, para sus artículos de piel. Como reflejo de su continua misión de crear excelentes compañeros para toda la vida que nacen de las ideas más innovadoras, el icónico emblema Montblanc se ha convertido en un sello esencial de eficiencia, innovación, calidad y expresión de estilo. Con sus orígenes profundamente arraigados en la cultura de la escritura a mano, Montblanc continúa estableciendo su compromiso cultural alrededor del mundo, con la creación de grandes iniciativas para promover el arte y la cultura de diversas formas, mientras rinde tributo a los mecenas modernos, que apoyan incansablemente el avance de las artes.

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies