ver publicidad banner
banner

Lunes, 1 de marzo de 2021

logo ediciones sibila logos revistas
<< Volver

Sábado, 5 de Diciembre de 2020

Foment Comerç y PIMEComerç piden al Gobierno que las tiendas situadas en centros comerciales puedan abrir a partir de lunes

35.000 personas, miles de negocios familiares pequeños y medios, llevan 17 semanas este año sin poder trabajar y quedan condenados al cierre definitivo.

Ante la decisión anunciada esta semana por el Gobierno de Cataluña, en lo referente a no pasar de la Fase 1 a la Fase 2 de reapertura, PIMEComerç y Foment Comerç expresan su disconformidad al respeto, sobre todo en cuanto a la apertura de establecimientos comerciales integrados en Centros Comerciales.

En este sentido, ambas patronales entienden que existe un agravio comparativo manifiesto en la posibilidad de apertura de una parte del comercio y no de la otra, solo por el hecho de la tipología del establecimiento donde están ubicados. Más cuando no hay una vinculación directa, fundamentada con datos, que determine que la reapertura controlada de los centros comerciales comporte un crecimiento del contagio. Además, hay que añadir que todo el comercio es un sector que está preparado, es seguro y responsable, y que ha adoptado todas las medidas del Plan Sectorial para mitigar el contagio de la pandemia. En esta línea, incluso, se estableció una propuesta de acotamiento de su aforo en el Plan de Reapertura presentado por las dos patronales, al Departamento de Salud, Interior y Empresa, hace más de dos semanas.

La afectación impacta de pleno sobre 35.000 personas en Cataluña que trabajan en establecimientos comerciales que se encuentran situados en centros comerciales, tanto a cielo abierto como cerrado. Este año llevan ya 17 semanas sin poder llevar a cabo su actividad y, precisamente ahora, perder la campaña de Navidad supone perder entorno un tercio de su facturación anual. En este ámbito hay afectados miles de negocios familiares pequeños y medios, con larga tradición y dedicación hacia el comercio catalán. Este hecho todavía se agravia más cuando se constata que el mismo Gobierno reconoce que no hay capacidad económica para proporcionar ayudas a los afectados, después de la reunión mantenida con los responsables del Gobierno este último jueves.

A raíz de este hecho, pues, PIMEComerç y Foment Comerç, emplazan a la Administración a encontrar una solución justa y acordada para permitir la reapertura de este formato comercial a partir del día 7 de diciembre.

banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
DIRECTORIO
logo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies